Un triunfo post-pandemia: el win-win

“Obtendrás todo lo que quieres en la vida si ayudas lo suficiente a otros a conseguir lo que ellos quieren” Zig Ziglar.

Entramos en la nueva normalidad. Pese a que la situación global de la pandemia aún no ha llegado a su máximo, en Europa vamos paulatinamente recuperando la actividad económica y social, analizando con propiedad cómo nos ha afectado y extrayendo conclusiones sobre aquello que nos preguntábamos… ¿cómo y cuánto vamos a cambiar?

A la vista está que no hemos transformado sustancialmente nuestros hábitos más allá de las recomendaciones de higiene y protección, aunque después de más de dos meses de confinamiento, algo sí hemos cambiado.

Uno de los aspectos donde se aprecia es en el aspecto solidario y en la empatía con las personas de nuestro entorno. Hemos entendido a la fuerza el concepto del win-win.

 

¿Qué es el win-win?

Win-win es ganar-ganar. Buscar el beneficio mutuo. Si yo gano y tú ganas, mejor: ganamos todos. Esto significa que hay que ser flexible, ceder, y buscar puntos comunes en los que maximizar los beneficios de todas las partes implicadas.

Es muy sencillo, pero no se practicaba tanto como se debería. ¿Por qué? Por la tendencia a buscar el máximo beneficio propio sin tener en cuenta que suele haber una parte que sale algo perjudicada.

La pandemia del covid-19 nos ha obligado a sacrificarnos para conseguir el bien común y contener la propagación del virus. Es una enseñanza muy valiosa que deberíamos aprovechar para incluir en nuestras rutinas personales y profesionales.

 

¿Cómo mejora el win-win nuestra productividad laboral?

El primer beneficio es evidente: si ganan todas las partes, es el escenario ideal para una empresa tanto a nivel interno como su relación con clientes y proveedores.

Además, esta práctica mejora el trabajo en equipo, la comunicación, la empatía y la implicación de los implicados que saben que ese esfuerzo va a tener una recompensa para ello.

 

¿Por qué apostar por el win-win?

En Grupo PRISMA, el win-win es uno de los valores corporativos que nos define como empresa desde nuestros inicios a finales del pasado siglo.

Debido a nuestra vocación de trabajar como partner y ser una empresa 100% de capital español, la clave de nuestro éxito es la satisfacción de nuestros clientes. Superar las expectativas con un trabajo bien hecho, profesional y riguroso es el camino a un cliente feliz que quiere repetir contigo.

En el escenario actual, no es momento de mirar solo nuestro propio ombligo. Todos lo hemos pasado mal, todos vivimos en situaciones de incertidumbre y entre todos podemos sacar esto adelante. Como dice la frase que encabeza este texto: “Obtendrás todo lo que quieres en la vida si ayudas lo suficiente a otros a conseguir lo que ellos quieren”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies